¿Conoces los sistemas de enseñanza?

¿Conoces los sistemas de enseñanza?

La mayoría de ellos son métodos de aplicación exitosa y que llevan ya algunas décadas de funcionamiento, como el Método Montessori y el Waldorf. Otros más recientes están plasmando sus sistemas de manera alternativa como una opción a los sistemas tradicionales, y son estos nuevos modelos los que proponen una transformación educativa en nuestro país.

 

 

 

La educación ha sido siempre una cuestión de interés profundamente humana y eminentemente social. El hombre es un ser que aprende desde que nace hasta que muere, inclusive cabe decir que antes de nacer, en el vientre materno ya se está aprendiendo. En principio aprender es un proceso que implica la modificación de la conducta por medio de la experiencia, si un individuo responde a un estímulo puede decirse que tiene lugar el aprendizaje.

Se educa cuando se transmite un hábito, comportamiento, destreza, habilidad o conocimiento que son necesarios para sustentar el sistema social vigente, que se transmite de una generación a la siguiente. Es también un legado de experiencia que facilita la resolución de los problemas que se presentan a diario. La educación toma forma de mandato que puede ser implícito o explícito, puede aprenderse en forma directa o puede registrarse la experiencia para que otros se beneficien del conocimiento aún sin haber tenido la experiencia directa.

Para Howard Gardner, especialista en reforma educativa, señala que “la educación es algo más que la escuela. [...] la educación ya tenía lugar mucho antes de que existieran las instituciones formales llamadas escuelas.”

El aprendizaje y la educación podría decirse que son términos complementarios. Son aspectos de un mismo proceso de comunicación, el emisor es en este el maestro o guía que imparte un determinado conocimiento y el receptor es el discípulo, el aprendiz que incorpora o aprende el conocimiento que se le transmite o transfiere.

Este es un circuito que ha sido sostenido de manera unidireccional por generaciones, educa o enseña el maestro y aprende el alumno. Esta dinámica ha puesto al receptor sólo en la posición de recibir, sin la posibilidad de elaborar creativamente una posición u opinión acerca de lo que aprende y de ese modo completar el circuito retro-alimentando al docente que transmitió ese conocimiento, dando cabida realmente a un aprendizaje en ambas direcciones.

 

Sistemas de enseñanza

Actualmente, los nuevos modelos de enseñanza se basan en matrices holistas e integrales. Las holistas no tienen una sola fuente, son una combinación de nuevas percepciones y valores, pero siempre contextuadas en la evolución de la conciencia humana. La perspectiva integral le suma la premisa de buscar hacer un todo completo, haciendo hincapié en la intuición y la síntesis. Impulsa a reunir las cuatro caras de la verdad en la realidad manifiesta que son la conciencia introspectiva, las creencias culturales, el comportamiento observable y la sociedad en que vivimos.

La educación tiene la finalidad de formar al hombre desde la niñez para funcionar en la sociedad que le toca vivir, pero, ¿qué pasa cuando la sociedad comienza a cambiar? La respuesta obvia es que la educación debería también acompañar ese cambio. Afortunadamente siempre ha habido adelantados, visionarios, iluminados que alcanzaron un nivel de conciencia capaz de concebir al hombre con un todo.

Entre ellos se encuentran los reconocidos aportes de Pestalozzi, Froebel, la corriente de la Nueva Escuela con representantes como John Dewey, María Montessori y Ovide Décroly, el de Steiner con su Método Waldorf, y el del pensador indio Krishnamurti. Ya a las puertas del siglo XXI, nos encontramos con el Movimiento de desescolarización de Ivan Illich y Paul Goodman, la Pedagogía de la Libertad con Paulo Freire, con la teoría de Inteligencias Múltiples (Howard Gardner), entre otros.

La mayoría de ellos son métodos de aplicación exitosa y que ya llevan algunas décadas de funcionamiento, como el Método Montessori y el Waldorf. Otros más recientes están plasmando sus sistemas de manera alternativa como una opción a los sistemas tradicionales, muchos de ellos están reconocidos por los estados donde se desarrollan y tienen reconocimiento por sus excelentes resultados.

 

Métodos de educación

 

Décroly

Este método nace del pedagogo Ovide Décroly, médico y psicólogo nacido en Renaix, Bélgica, cuya concepción se basa en el respeto por el niño y su personalidad. Parte de la búsqueda de los ideales educativos de la escuela, partiendo del educando, de su propia realidad vital, teniendo en cuenta sus intereses, y en el que cada alumno alcance el grado de perfección de que sea capaz.

Se opone a la disciplina rígida que sometía al niño a una actitud pasiva, en la forma clásica de organización escolar, que no permitía desenvolverse con libertad y espontaneidad, y se imponían conocimientos previamente fijados sin tener en cuenta los intereses del educando.

Por ello, la escuela debe ser activa, permitir al niño expresar sus tendencias a la inquietud y el juego. Es necesario que el juego se introduzca en el programa escolar; las clases son especies de talleres, es una escuela activa, de trabajo.

 

Dewey

Para llegar a la finalidad formativa del conocimiento, John Dewey enuncia tres etapas fundamentales: hechos y acontecimientos científicos, las ideas y razonamientos y aplicación de los resultados a nuevos hechos específicos.

Para aplicar estos principios en la escuela, Dewey señala que las etapas formales indican cuáles son los puntos que deben tener en cuenta los profesores cuando se preparan para dar una lección, no las que deban seguirse para enseñar. Según el psicopedagogo estadounidense, recién cuando se han recorrido estas tres etapas, se ha completado la enseñanza de una lección.

 

Waldorf

Sistema educativo originado en las concepciones del filósofo y educador Rudolf Steiner. La principal característica que hace única a la educación Waldorf, es tener establecidas metas concretas en la enseñanza, desarrollar individuos capaces por sí mismos de dar significado a sus vidas. La enseñanza Waldorf apunta a educar la totalidad del niño, cabeza, corazón y manos. El plan de estudios es tan extenso como el tiempo lo permita, y equilibra lo académico con lo artístico y práctico.  Se usa libremente arte y actividades diferentes, una motivación interna por aprender se desarrolla en los estudiantes, dejando de lado la competitividad. Este enfoque plantea que pensamiento, sentimiento y voluntad tienen igual importancia en el desarrollo de un niño sano, por ello el currículum contempla estimular el desarrollo de las capacidades cognitivas, morales, artísticas, manuales, musicales y corporales considerando la etapa de desarrollo del niño.

 

Montessori

Este método es empírico, experimental. Se le ofrece al niño un ambiente de salud y libertad. Este método generado por María Montessori busca inducir a la observación y la experimentación del ambiente. Se basa en un desarrollo del niño libre en un ambiente adecuado para que encuentre los estímulos, un ambiente adaptado a su personalidad.

El mundo del niño no puede ser la clásica disciplina de quietud escolar.

Apenas se deja abierto el camino a la expansión, el niño muestra una actividad sorprendente, y una capacidad verdaderamente maravillosa de perfeccionar sus acciones. Pero las cosas que lo circundan son tan desproporcionadas con sus fuerzas y las pequeñas dimensiones de su cuerpo, que el ambiente forma en seguida un impedimento para su actividad.

 

Pestalozzi

Juan Enrique Pestalozzi realizó enormes esfuerzos para hallar un método que fuera independiente del profesor, y tuviera en sí mismo virtud suficiente para provocar el desarrollo de las facultades del niño.

Su método está basado en la intuición. Fue el primer pedagogo que trató de entender la educación como un proceso de autoformación; todo saber surge de la íntima experiencia del individuo.

Para Pestalozzi, la naturaleza humana significaba conocimiento y racionalidad, autonomía ética. El fin de la educación no puede y no debe trascender el espíritu del educando, ni consiste en un determinado contenido impuesto desde el exterior. Por lo tanto, la educación tiene como tarea el desarrollo armónico de las facultades y el dominio del espíritu sobre la animalidad.

Es mejor comenzar la educación de los niños ejercitando la atención, la observación y la memoria, y cimentar estas actividades, antes de pasar a juzgar y razonar. Considera el amor como principio esencial de la educación, para ello, afirma que la mejor educadora es la madre.

 

El aprendizaje activo

El concepto de aprendizaje activo fue introducido por la Dra. Lilli Nielsen en sus trabajos de educación de los niños incapacitados de la vista y con incapacidades múltiples, en Dinamarca, en la década del 90, en el Siglo XX, educando a los niños según sus capacidades y habilidades, con un desarrollo autónomo de todo su potencial.

El aprendizaje activo en la educación común de niños y adultos, según se comprende en la actualidad, requiere seguir el flujo natural del proceso de aprendizaje de cada persona, en vez de imponer la secuencia de enseñanza que quiere el educador. Esencialmente el aprendizaje activo es el método que pretende alcanzar el desarrollo de las capacidades del pensamiento crítico y del pensamiento creativo, y ayuda a: organizarse, trabajar en forma grupal, fomentar el debate y la crítica, responsabilizarse de tareas, aprender a partir del juego, desarrollar la confianza, la autonomía, y la experiencia directa, utilizar la potencialidad de representación activa del conocimiento y comprender la diversidad.

El objetivo es lograr que los niños piensen activamente sobre lo que aprenden, no meramente que piensen, sino que piensen bien. Los pequeños desarrollan mejor sus habilidades de pensamiento crítico cuando se les enseña explícitamente cómo pensar sobre su manera de pensar.

 

Fuentes:

Codignola, Ernesto; Historia de la Educación y de la Pedagogía, El Ateneo, Buenos Aires, 1964.

Hill, Winfred; Teorías Contemporáneas del Aprendizaje; Paidós, Buenos Aires, 1976.

Hubert, René, Tratado de Pedagogía General, El Ateneo, Buenos Aires, 1963.

Varios, Métodos de la Nueva Educación, Losada, Buenos Aires, 1961.