Restaurando los dientes de los más pequeños

Restaurando los dientes de los más pequeños

Ante una lesión en la boca de tu hijo, consulta inmediatamente al odontólogo. Él examinará el área afectada y determinará el tratamiento apropiado.

 

Dra. Amelia Escudero Rodríguez

Dra. Dalia Sardaneta Escudero*

 

¿Qué tipo de restauración necesita tu hijo si la caries sólo está en el cuello del diente y el resto de éste está sano? Como se había mencionado en la cápsula anterior algunas de las ventajas de las coronas de acero cromo y sus usos, suele ser una restauración en la dentición primaria qué es durable, de bajo costo y que se coloca con facilidad y rapidez. La elección de la restauración correcta requiere de comprender las limitaciones de los dientes de leche que consiste en el tiempo que todavía van a estar en la boca antes de ser reemplazados por los permanentes, y deberán ser lo más resistentes posibles para no citar de manera continua al niño, ya que por el hecho de haber pasado por un tratamiento doloroso, las citas deben espaciarse para que el pequeño vuelva a tomar confianza y considere que no siempre será el mismo procedimiento. Estas coronitas nos permiten un tratamiento a largo plazo, pues si el niño junto con los padres, siguen las indicaciones del odontopediatra no se realizarán cambios y el diente sucesor logrará seguir su secuencia de erupción y aparecer en una boca totalmente sana.

 

Cuando sólo una parte está dañada

Pero, ¿qué sucede cuando la caries rampante o de los niños (que ya se ha  mencionado en otras cápsulas), aparece en el cuello del diente, cercano hacia la encía abarcando sólo la superficie del frente, y el resto del diente se encuentra totalmente sano? Si elegimos una corona de acero-cromo, sería demasiado invasivo para el diente y lo que necesitamos es preservarlo lo más natural posible. Para estos casos existen un tipo de restauraciones muy poco invasivas. Se restaura al diente mediante instrumentos manuales con el objeto de eliminar la caries, sin llevarnos con la pieza con la que se limpian los dientes tejido sano y no haciendo el hoyo más grande de lo que debería ser realmente.

Una vez eliminada la caries, pensando en que el diente de leche aun tendrá por cumplir un periodo largo dentro de boca, se colocarán materiales que se adhieren al diente y están constantemente liberando flúor.

Recordemos que el flúor nos ayuda a evitar que el diente pueda ser afectado por la caries. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha fomentado este tipo de tratamiento como un medio de brindar atención a la salud en países en vías de desarrollo que no tienen electricidad ni acceso a equipo dental avanzado. Sin embargo, esto no quiere decir que en una consulta privada no sea una buena opción para restaurar caries de este tipo.

 

 

DATOS DE AUTOR:

* Especialistas en Odontopediatría y Ortodoncia. Miembros del Colegio Nacional de Cirujanos Dentistas y de la Word Federation of Orthodontist. Tel.: 5671 0447