El ejercicio, aliado para aliviar la ira

El ejercicio, aliado para aliviar la ira

El ejercicio, aliado para aliviar la ira 

Un estudio de niños sedentarios y sanos de 7 a 11 años encontró que éstos lograron reducir su peso y canalizar su ira al formar parte de un programa de ejercicio aeróbico después de la escuela de 10 a 15 minutos de duración, pues los ayudó a sentirse mejor mental y físicamente. El hallazgo entre los niños fue el mismo independientemente de la raza, sexo y estatus socioeconómico, así como de la forma física o del sobrepeso. 

El estudio indicó que el ejercicio aeróbico puede ser una estrategia efectiva para ayudar a los niños que tienen sobrepeso a reducir la expresión de ira y los comportamientos agresivos. Una investigación anterior había mostrado que el ejercicio ayudaba a reducir la depresión y la ansiedad en los niños. Asimismo, se cree que el ejercicio también ayuda a los adultos a controlar la ira. 


Fuente: Revista Pediatric Exercise Science. HealthDay



¿Cuál es el origen de los terrores nocturnos infantiles?  

Los terrores nocturnos, que hacen llorar de manera desconsolada a los niños, son al menos parcialmente hereditarios, según un estudio del Centro de Desórdenes del Sueño del Hospital Sacre-Coeur de Montreal, en Canadá. Los resultados del estudio muestran que hay un efecto sustancial de factores genéticos en los terrores nocturnos, aunque no se identificaron genes específicos.

En dicho estudio (con 390 pares de mellizos y gemelos), se reveló que los gemelos eran mucho más propensos a experimentar terrores nocturnos que los mellizos. Los gemelos tienen conformaciones genéticas casi idénticas, mientras que los mellizos no. La investigación también señaló que los factores ambientales podrían ser parte de la causa de los terrores nocturnos, pues los mellizos se crían juntos en ambientes muy similares. A diferencia de las pesadillas, los terrores nocturnos son abruptos y aterradores, generalmente con un despertar repentino con gritos.

Durante esos eventos, los niños parecen confundidos y desorientados. Cualquier intento por despertarlos aumentaría su agitación y prolongaría el episodio. No obstante, los terrores nocturnos son breves, cesan abruptamente y el niño suele volver a dormirse sin recordar nada sobre el episodio. Asimismo, investigaciones previas mencionadas en el informe indican que los factores genéticos serían factor, en algunos casos, de sonambulismo, conversaciones durante el sueño y pesadillas. 


Fuente: Reuters Health



Bebés prematuros con mayor riesgo de SMSL

Los bebés prematuros suelen tener con frecuencia la presión arterial más baja de lo normal, una afección que persiste durante los primeros seis meses de vida y que podría ser una de las razones por las que son más propensos al Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL), sugieren investigadores australianos del Centro Ritchie para la investigación de la salud infantil del Instituto Monash para la investigación médica de la Universidad de Monash en Melbourne. 

Para dicho estudio se monitorizaron los ritmos cardiacos de 25 bebés prematuros y se comparó con los de 20 bebés que nacieron a término. Los investigadores evaluaron la presión arterial de los bebés entre la segunda y cuarta semana de vida, del segundo al tercer mes, y del quinto al sexto mes de vida. Hallaron que los bebés prematuros tenían una presión arterial más baja durante el sueño en comparación con los niños que nacieron a término. La presión arterial sistólica de los bebés prematuros era entre 11 mm Hg a 14 mm Hg más baja que la de los bebés nacidos a término. 

Este hecho podría explicar porque los bebés prematuros tienen un mayor riesgo de SMSL e incluso indicar que, aunque en apariencia están sanos y en perfectas condiciones, pueden sufrir alteraciones a largo plazo en su control cardiovascular. Sin embargo, no se ha comprobado en su totalidad hasta donde la incapacidad para recuperar la presión arterial normal es un evento precipitante para el SMSL. 

 


Fuente: Revista Pediatric Exercise Science. HealthDay

 



TV, videojuegos e internet dañan la salud 

Pasar mucho tiempo frente a la televisión, la consola de videojuegos o la computadora provoca que los niños sean más propensos a sufrir problemas de salud, como obesidad y tabaquismo, de acuerdo con un estudio de los Institutos Nacionales de Salud de la Yale University y del California Pacific Medical Center.

La investigación se centró en la televisión, pero también abarcó los videojuegos, las películas, la música y el uso de computadoras e internet. Las encuestas ofrecieron pruebas contundentes de que los niños más expuestos a los medios tienen más probabilidades de ser obesos, de empezar a fumar y de mantener actividad sexual a una edad temprana que aquellos que pasan menos tiempo frente a la pantalla.

Además, el estudio indicó la existencia de una relación entre la mayor exposición mediática y el mayor consumo de alcohol y drogas y un menor rendimiento escolar, aunque no se establecieron pruebas contundentes vinculadas al trastorno por déficit de atención con hiperactividad. El informe también reveló que los niños que pasaban más de ocho horas por semana mirando televisión a los tres años eran más propensos a ser obesos a los siete. 


Fuente: Reuters Health