Tabaquismo afecta la tiroides

Tabaquismo afecta la tiroides

 

Prevenir con lavado de manos

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la neumonía y la diarrea son las enfermedades más recurrentes en niños; aproximadamente cuatro millones de menores de cinco años mueren anualmente a causa de estas enfermedades. Algunos virus que originan estos padecimientos pueden ser transmitidos por contacto de las manos.

 

En ese sentido, el lavado de manos con agua y jabón es factor principal para prevenir la diarrea e infecciones respiratorias. Esto se debe a que remueve la suciedad y los patógenos de las manos, reduciendo la transmisión de organismos a las vías respiratorias o a otras personas que no han sido infectadas. De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el lavado de manos reduce en más del 50 por ciento la diarrea causada por virus, bacterias o parásitos intestinales.

 

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha establecido el hábito de lavado de manos como prioridad mundial, ya que lo ha incluido dentro de los nueve pasos para alcanzar las metas del Desarrollo del Milenio en Agua y Sanidad propuestas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

En un estudio realizado por “The Lancet”, los niños menores de cinco años en hogares que recibieron un jabón  e información sobre el lavado de manos, presentaron una incidencia de neumonía 50 por ciento menor. Asimismo, se redujo en 53 por ciento la incidencia de diarrea y en 34 la de impétigo (infección de la piel). Un lavado de manos habitual es muy efectivo en la reducción de diarrea y neumonía, las dos principales causas de mortandad infantil.

 

Fuente: Centro de Control de Enfermedades y UNICEF

 

 

Tabaquismo afecta la tiroides
 
Expertos británicos hallaron un nuevo motivo para evitar el cigarrillo durante el embarazo: fumar puede dañar la función tiroidea de la madre y el feto. Estudios previos han demostrado que fumar provocaría que los bebés nazcan más pequeños y sean más propensos a padecer muerte súbita, e incluso afectaría las tasas de labio leporino, defectos cardíacos y otros problemas. Además, puede perjudicar la tiroides de las mujeres y sus hijos.
 

 

Fumar durante el embarazo está relacionado con cambios en los niveles de hormonas tiroideas. El buen funcionamiento de la tiroides es clave para mantener el embarazo y algunas mujeres en gestación sufren desequilibrios. Esto, en ocasiones, afecta el metabolismo y el riesgo de aborto espontáneo, nacimiento prematuro, bajo peso al nacer y mal desarrollo cerebral del feto. En cambio, las mujeres que abandonan el hábito durante la gestación, equilibran los niveles de la hormona, por lo tanto los cambios en la función tiroidea pueden revertirse rápidamente.

 

Fuente: Reuters Health

 

Falta de ejercicio en etapa preescolar

 

La obesidad infantil es un problema que va en aumento y un nuevo estudio sugiere que los niveles de actividad física en los niños más pequeños comenzarían a disminuir antes de comenzar la etapa escolar.

 

Un equipo de investigadores en Nueva Zelanda halló que los niveles diarios de ejercicio tendían a disminuir entre los tres y los cinco años, mientras que se mantenía la cantidad de horas frente al televisor o en actividades sedentarias. El equipo también observó que el nivel de ejercicio descendía a los cinco años en niños y niñas. Una de las razones por la cual la obesidad ha aumentado en los niños en edad preescolar.

 

Los expertos recomiendan que los pequeños hagan actividad física durante por lo menos una hora por día. Los padres deben ayudar a sus hijos a hacer suficiente ejercicio junto con ellos y limitar el uso de la televisión y la computadora. A los niños les encanta hacer actividad física y estar ocupados, en especial cuando son muy pequeños, de modo que hay que potenciar ese interés todo lo posible.

 

Fuente: Medicine & Science in Sports & Exercise. Reuters Health

 

Riesgo de parto prematuro

 

Las embarazadas con bajo nivel de educación formal son casi dos veces más propensas que el resto a tener un parto prematuro, reveló un estudio desarrollado en Holanda. La mayor parte del riesgo puede atribuirse a las desventajas de la baja calidad educativa, en lugar del nivel educativo en sí.

Asimismo, las mujeres con bajo nivel educativo parecen acumular más estrés psicológico y estilos de vida poco saludables, que al final se puede asociar con riesgo de parto prematuro. Por ejemplo, los distintos análisis de los factores potencialmente asociados con el parto prematuro, como la edad, la altura, los factores de riesgo del embarazo (preeclampsia, problemas económicos y dificultades de largo plazo), características psicológicas, tabaquismo, consumo de alcohol e índice de masa corporal, demostraron que cada uno era responsable de distintos niveles de riesgo.

Por ello, se sugiere invertir en políticas de reducción de los riesgos modificables de parto prematuro y en la investigación de otros posibles factores, como el intervalo entre embarazos, la dieta y la vaginosis bacteriana.

 

Fuente: Archives of Disease in Childhood, Fetal and Neonatal Edition. Reuters Health