Entendiendo el Virus del Papiloma Humano

Entendiendo el Virus del Papiloma Humano

 

ESCRITO POR: Dr. Drusso Vera Gaspar*

 

 

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus que afecta principalmente los genitales de hombres y mujeres. Por lo general se transmite por vía sexual. No se trata de un virus nuevo; apareció probablemente con el inicio de la especie humana, hace 50 millones de años; sin embargo, muchas personas no saben acerca de él, pues habitualmente no presenta síntomas y desparece por sí solo sin causar problemas de salud. Tiene una composición en su estructura interna conocida como ADN (ácido desoxirribonucleico), similar al del humano, pero más pequeño, ya que sólo tiene ocho genes, los cuales no comparten su secuencia. El hombre en su estructura celular tiene miles de genes que sí comparten su secuencia.

Como todo virus, el VPH no puede aprovechar los nutrimentos externos como el agua, oxígeno, azúcares, por lo que tiene que vivir a expensas de las células de un huésped y éste es el ser humano. Tiene predilección por los epitelios gruesos (como el de la piel), y por las mucosas no tan gruesas (vagina, vulva, boca, laringe, vejiga, pene, ano y recto). Pero, no sólo se encuentra en los epitelios de los genitales propios del hombre y de la mujer, sino también fuera de éstos.

 

Los virus más peligrosos

Dentro de la fisonomía del VPH se habla de muchos virus, con similitudes y diferencias. Se han descubierto más de 100 tipos. Los principales son los que tienen más parecido y dan origen a otros subtipos, los cuales, a su vez, tienen aún más parecido y dan origen a las variantes. Existen aproximadamente 40 virus en el tracto genital, 15 a 20 de alto riesgo, pues tienen la capacidad de hacer que una célula cambie su forma de vida, crezca de manera anormal y se vuelva inmortal. Una célula nace, se reproduce, crece, se desarrolla, envejece y muere. Es su ciclo, pero si se altera, produce la  enfermedad.

Los principales tipos son el 16, 18, 31, 33, 39, 45, 52 y 58.

Filogenéticamente se conocen los grupos: Europeo, Asiático-Americano y Combinado. El VPH 16 Asiático-Americano (VPH16 AA), está presente en una cuarta parte de las mujeres con cáncer en México y es más canceroso que otros; debe su nombre a que es poco común en otros países.

En cuanto al cáncer que produce, cuando no se diagnostica de forma temprana, tiene mal pronóstico y puede invadir otros territorios y convertirse en cáncer peligroso. Es más frecuente en la mujer, porque el varón no tiene cuello de la matriz; sin embargo, los homosexuales que tienen penetración por vía rectal también pueden desarrollar cáncer a nivel genito-rectal si practican el coito con un individuo infectado por VPH.

 

¿Cómo se introduce el VPH?

El virus necesita que haya contacto con los epitelios; la vía más frecuente es a través del contacto sexual; sin embargo, hay otras vías menos frecuentes:

  • Una mujer embarazada infectada, cuando nace su bebé, éste respira y el virus se va a su laringe hasta llegar a sus cuerdas vocales.
  • Si hay VPH en el líquido amniótico y se realiza cesárea a la madre, el bebé puede contraer el virus en la laringe.
  • Otra vía menos frecuente es a través de fomites (un objeto extraño que se pone en contacto con el epitelio como una toalla femenina, biberón infectado, los espejos que no se esterilizan en los consultorios, etcétera).

 

Hombres portadores. Riesgo en mujeres

Aunque los varones son portadores del virus, es más fácil que la mujer infecte al hombre en 80 por ciento. El hombre infecta a la mujer en 50 por ciento. Para que pueda darse la infección, el coito debe ser repetido, es decir, se requiere de muchas relaciones sexuales. Otros factores de riesgo son:

·       Inicio temprano de la actividad sexual. Durante la adolescencia, la relación de género y la atracción sexual son muy fuertes, lo que da lugar a que se tengan muchas parejas, lo que aumenta la posibilidad de infección de VPH.

·       Relaciones sexuales inseguras. El condón no protege contra el VPH, pues sólo cubre el pene y no las demás estructuras.

·       Enfermedades de tipo inmunológico, como el VIH-Sida.

·       Aun cuando las mujeres pueden generar anticuerpos contra el VPH, sin duda tienen más oportunidad de contraer el virus por contar con un cuello de la matriz.

·       Otro factor, además de la anatomía, es la conducta sexual. El coito no sólo es penetración, también puede ser de dedos a genitales, de genitales a boca, etcétera. Asimismo, la promiscuidad, que se suma a los múltiples embarazos y al tabaquismo, también son factores de riesgo.

 

Detección oportuna

El diagnóstico oportuno del VPH se puede hacer a través del papanicolaou y la colposcopía por medio de un instrumento que mantiene abierta la vagina para visualizar y examinar el cuello uterino (colposcopio). Sin embargo, el papanicolaou en nuestro país tiene falsos negativos, es decir, habiendo enfermedad no se hace el diagnostico, pues no se localiza el virus. Esto se da en más del 10 por ciento de los casos y se debe a que quien toma la muestra, lo hace mal. Otros problemas graves son:

  • Diagnosticar el VPH a través de la colposcopía cuando no lo hay. Para este tipo de prueba se requiere mucho entrenamiento.
  • En el país no existe un control de calidad para las citologías y colposcopías. La única forma de mejorar esta situación es por medio de la revisión continúa de las pruebas que se realizan y la capacitación del personal.
  • Falta de cobertura, pues con una población de más de 100 millones de habitantes, en México sólo se realizan aproximadamente seis millones de pruebas.
  • Otros estudios para descubrir el virus en su fase latente (aun cuando no se manifiesta), son las llamadas pruebas moleculares, las cuáles utilizan técnicas de biología molecular, entre ellas están la PCR y la captura de híbrido. Ambas tienen indicaciones muy precisas. Con estas pruebas moleculares se puede definir el tipo de virus que causa la infección. El inconveniente es que son costosas.

 

Consejos para prevenir

  • Estimular la cultura de la prevención. Es conveniente tener una vida sexual responsable.
  • Cuando la mujer se relaciona de manera intima con alguien debe conocer su estado de salud.
  • El virus no se puede destruir, pero sí extraerse del sitio donde se encuentra.

·       El VPH genital es algo que la población debe conocer y hablar.

·       No toda infección por VPH termina en cáncer invasor, pero si la mujer tiene desnutrición, su sistema inmune es débil y fuma, tiene mayor riesgo de tener cáncer.

 

Números

  • A nivel mundial, cinco por ciento de la población tiene lesiones del VPH, que aparecen al realizarse la colposcopía; en 10 por ciento el virus se encuentra latente, 60 por ciento genera anticuerpos y elimina la infección, y 20 por ciento no tiene nada.
  • En México la mayoría de la población ha entrado en contacto con el VPH, pero se ha defendido. De 25 millones de mujeres con actividad sexual, probablemente 20 millones ha tenido contacto con el virus. De tres a cinco millones de ellas padecen la infección.

 

DATOS DE AUTOR:

* Gineco-obstetra. Presidente del Colegio Nacional de Docencia e Investigación en Colposcopía, A. C.