Las primeras papillas del bebé

Las primeras papillas del bebé

Cuando el niño ha cumplido cuatro meses de edad su organismo se encuentra en condiciones de asimilar alimentos semisólidos, motivo por el que su dieta debe complementarse entonces con papillas que le proporcionarán nutrimentos adecuados para su desarrollo y crecimiento.

LN Neri Beth-sabe Durán López*

 

 

Las deficiencias nutrimentales que ocurren durante los primeros dos años de vida interfieren con el desarrollo y crecimiento normal del niño, además tienen efectos adversos a lo largo de la vida, como la disminución del desempeño escolar, aumento en el riesgo de padecer enfermedades crónicas como obesidad, diabetes, hipertensión.[i]

En México alrededor del 19% de la población infantil menor a cinco años presenta algún tipo de desnutrición. Entre las principales deficiencias en niños se encuentran: la anemia, causada por falta de hierro y, en una menor proporción, por vitamina B9 y B12. El 37.8% de los niños de 12 a 23 meses la presentan. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006.[ii] El 25% de los niños presentan valores que son considerados como deficiencia de Zinc.[iii] Por ello, las papillas son la alimentación complementaria y la mejor opción para empezar a ofrecer nuevos alimentos a los bebés, además de promover su desarrollo y crecimiento.

 

¿Qué significa una alimentación complementaria?

Es la introducción de nuevos alimentos a los pequeños de cuatro o seis meses de edad hasta los dos años, además de la leche materna. Cumple con dos funciones: nutrir al bebé y educarlo en materia de alimentación. Anteriormente se utilizaban los términos destete o ablactación, pero causaba confusión. En consecuencia, se sugiere siempre utilizar el término “alimentación complementaria”.

 

Tabla1. Guía de alimentación complementaria

Edad en meses

Alimento

Preparación

Cuatro

Verduras y Frutas

Papilla

Cinco

Cereales

Papilla

Seis

Leguminosas y carnes

Picados

Ocho

Lácteos*, huevo y pescado*                  

Picados y en trocitos

Doce

Dieta Familiar

 

 [iv]

* Se sugiere que los ofrezcas hasta el año de vida y, si hay alergias en los padres, hasta los dos años.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que se siga dando leche materna durante el primer año de edad, y si es posible, hasta los dos años de vida

 

¿Qué son las papillas?

Es el resultado de triturar, batir o pasar por el pasapurés los alimentos.[v] Tienen una consistencia espesa, sin grumos o trozos duros.

 

¿Por qué iniciar a los cuatro o seis meses de edad?

Porque después del cuarto mes de edad:

§  Las necesidades nutrimentales para el desarrollo y crecimiento adecuado del bebé aumentan.

§  La leche materna sola no cubre los nutrimentos necesarios del bebé.

§  A esta edad los bebés ya pueden mantener la cabeza erguida y sentarse con apoyo para comer.

§  Los pequeños ya pueden digerir otros alimentos, además de la leche materna.

§  Desaparece el reflejo de empujar hacia fuera con la lengua los objetos que se aproximan a su boca e inician movimientos de succión cuando la cuchara toca sus labios.[vi]

 

Beneficios para los pequeños

ü  Las papillas son la primera preparación que se les debe ofrecer a los bebés para evitar que se ahoguen con grumos o trozos duros, porque a los cuatro meses de edad, aún no tienen dientes.

ü  Brinda nutrimentos necesarios que el pequeño necesita para su óptimo crecimiento y desarrollo.

ü  Son el medio por el cual los bebés viven nuevas experiencias respecto de la alimentación.

ü  Brindan nuevos sabores, olores y texturas diferentes a la leche materna.

ü  Fortalece el vínculo entre la persona que ofrece los alimentos y el bebé a la hora de comer.    

 

¡Inicia con las papillas de verduras cocidas!

 

Tips para la alimentación complementaria del bebé con papillas

ê Inicia con papillas de verduras cocidas por ejemplo de zanahoria, calabaza, espinacas, chícharos, acelgas, ejotes.

ê Evita añadir sal a las papillas, de este modo el bebé se acostumbrará al sabor natural de las verduras.

ê Procura dar de comer al bebé en un lugar tranquilo y sin distracciones como la televisión.

ê Ofrece primero la papilla y después la leche materna.

ê Inicia a los cuatro o seis meses de edad con una o dos cucharaditas de papilla y aumenta paulatinamente hasta lograr que coma 100g de puré (1/2 taza).

ê Recuerda ofrecer sólo un alimento nuevo a la vez, para conocer su tolerancia.

ê Adopta una actitud paciente, para lograr que tu pequeño se acostumbre a la papilla.

ê Si después de dar un alimento notas alguna manifestación como comezón o ronchitas, consulta a tu médico, es posible que haya alguna reacción alérgica.

ê Cuando inicies con las papillas de frutas, por ejemplo de manzana, pera, durazno, mango o plátano, evita añadir azúcar.

ê Después de las frutas, pasa a las papillas de cereales. Por ejemplo de camote, papa, arroz y maíz.

 

Si en la familia hay antecedentes de alergia a un alimento, evítalo hasta después de los dos años de vida.

 

¿Hasta qué edad se dan las papillas?

Lo recomendable es:

a)   Si iniciaste con las papillas a los cuatro meses, alrededor de los seis meses de edad ya debes ofrecer los alimentos picados de manera muy finita.

b)   En cambio, si iniciaste a los seis meses, hasta el octavo mes debes dejar de ofrecer papillas.

 

¿Qué medidas se deben tomar en la elaboración de las papillas?

Es muy importante tener higiene a la hora de preparar los alimentos y con mucha más razón en la elaboración de las papillas. Los bebés no tienen bien desarrollado su sistema de defensa o inmune, que es el encargado de proteger su cuerpo de los microorganismos dañinos.

Para evitar enfermedades diarreicas, recuerda:

ü  Lavarte las manos antes de preparar los alimentos.

ü  Utilizar utensilios limpios para preparar y servir las papillas.

ü  Lavar las manos del niño antes de comer.[vii]

 

Elaboración de papillas de verdura o fruta

  1. Puedes comprar verdura o fruta de temporada, son más baratas.
  2. Lávalas con agua y jabón.
  3. Desinfecta las verduras.
  4. Pon a hervir agua y cuando este hirviendo introdúcelas por un minuto.
  5. Licua perfectamente la verdura o fruta, evita dejar grumos o trozos grandes.
  6. Si es necesario pásalo por una coladera fina.
  7. Listo para ofrecerlo al pequeño.

En el caso de las frutas como el plátano es más sencillo, ya que sólo se necesita licuarlo.

 

Elaboración de papillas de cereales

  1. Los cereales que puedes utilizar son el camote, la papa, el arroz y el maíz.
  2. Para lograr una consistencia suave, es necesario hervir los cereales.
  3. Hervir primero el agua y después agregar el cereal, dejarlo unos minutos hasta que este bien cocido.
  4. Licuarlo perfectamente con un poco de leche materna o agua.
  5. Pasar la mezcla por una coladera para evitar dejar grumos o trozos grandes.
  6. Listo para dárselo al bebé.

 

¡Identifica las señales de saciedad de tu bebé!

 

¿Cómo interpretar las señales?

Los bebés aún no saben hablar, pero saben demostrar lo que quieren.

Por eso es importante conocer como interpretar sus señales.

Tiene hambre: cuando se estira hacia la comida o hacia la mano de quien lo alimenta. Sonríe o abre la boca con anticipación antes de recibir el alimento.

Está satisfecho: cuando aleja la cabeza o el cuerpo, empuja la mano de quién lo alimenta lejos de sí. Cierra la boca o se muestra molesto.[viii]

 

Recomendaciones

Para evitar deficiencias de vitaminas y minerales, incluye en la dieta diaria de los niños los siguientes alimentos:

·  Fuente de vitamina B9 o B12: espinaca, acelga, chícharo, elote, ejote, champiñón, zanahoria, camote, papa.

·  Los alimentos que aportan hierro son: hígado de res, garbanzo, hígado de pollo, lentejas, fríjol, huevo.

·  Alimentos que son fuente de zinc: salvado, ajonjolí, hígado de cerdo, agujas de res, filete de res, hígado de res, lentejas, garbanzo.[ix]

 

Para promover el óptimo desarrollo y crecimiento de los bebés es necesario iniciar la alimentación complementaria con papillas, para evitar deficiencias sin dejar de lado la leche materna.

 

DATOS DE AUTOR:

* Nutrióloga especializada del Centro de Orientación Alimentaria, S. C. (COA). Tels. 5604 6078 y 5604 5389.

www.coa-nutricion.com

 



[i] R. Martorell, Results and implications of the INCAP follow-up study. J Nutrition 1995, 125:1127S-1138S.

[ii] Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 (ENSANUT 2006)

[iii] Bases técnicas para la suplementación con vitaminas y minerales en la infancia y adolescencia, Primera edición, Secretaria de Salud, México, 2003.

[iv] Norma Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2005, Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterios para brindar orientación.

[v]Girard Sylvie, Larousse de la Cocina, Editorial SPES, España, 2002.

[vi] Casanueva Esther, Nutriología Médica, Segunda edición, Editorial Médica Panamericana, México, 2001.

[vii] León de Cava Natalia, Principios de orientación para la alimentación complementaria del niño amamantado, Organización Panamericana de la Salud, Washington DC, 2003

[viii]Acosta Rivera Moisés, Prácticas modernas en la alimentación infantil, Segunda edición, México, 2001.  

[ix]Muñoz de Chavez Miriam, Tablas de valor nutritivo de los alimentos de mayor consumo en Latinoamérica, Editorial Pax, México, 1996.