Diviértete con tus hijos en casa

Diviértete con tus hijos en casa

Un día lluvioso o con mal clima puede ser la oportunidad perfecta para compartir momentos inolvidables con tus pequeños. Descubre qué juegos y actividades son ideales para divertirse y aprender juntos en casa, mientras estrechan los lazos que los unen.

Por Paola Pérez Castro*

El juego es fundamental para el aprendizaje durante la infancia, porque les da a los niños la posibilidad de explorar su entorno y establecer relaciones lógicas con los objetos, las personas y con ellos mismos. 

Las primeras nociones de tiempo, lugar y espacio que adquieren tus hijos son el resultado de su interacción con el mundo que los rodea. 

¿Sabías que algunos juegos y actividades apoyan su desarrollo cognitivo y motriz?

Además, el juego es una forma de interactuar con los demás y los ayudará a definir su comportamiento social, sus valores, sus gustos e intereses. Tú puedes ser su mejor compañera de juego y brindarle todo lo que necesita para su adecuado desarrollo. Descubre cómo.

El juego es una fuente de placer que le proporciona 
a tu hijo libertad y una oportunidad de expresarse.

Juegos y actividades que apoyan su desarrollo

Memorama. Hay muchos juegos que ayudan a ejercitar su memoria. Puedes poner en una caja varios objetos diferentes. Deja que tus hijos los observen por unos minutos y después tápalos con una tela. Pídeles que anoten o dibujen en una hoja el mayor número de objetos que recuerden. También pueden jugar memorama de sus personajes favoritos o a encontrar las diferencias entre dos imágenes muy parecidas.

Velada literaria. Puedes organizar un círculo de lectura con la familia e invitar a algunos de sus amigos. Seleccionen un libro o un tema y prepara actividades divertidas que se relacionen. Por ejemplo, si están leyendo un libro de magos, se pueden disfrazar o hacer pociones mágicas con aguas de colores. Discutan el contexto de la historia y resuelve sus dudas acerca del autor, el lugar donde se lleva acabo la historia o las nuevas palabras que aparecen. Pídeles que reflexionen acerca de lo que aprendieron o que escriban un final alternativo. Pueden inventar una nueva historia, lo que les ayudará a ejercitar su imaginación.

Cocinen juntos. Preparar un rico pastel o unas deliciosas galletas, puede ser toda una aventura. Además, les dará la oportunidad de compartir con sus abuelos una actividad diferente y aprender recetas o tradiciones familiares. Leer las recetas y seguir los pasos también les ayudará a practicar su lectura e interpretar instrucciones. Busca recetas saludables, sencillas y divertidas que puedan preparar sin problemas.

Juegos de mesa. Elige el juego según su edad y personalidad. Explícales las reglas y hagan equipos. Jugar en familia puede ser muy divertido y les ayudará a sentirse parte de un grupo y a valorar la importancia del trabajo en equipo y la tolerancia. O pueden inventar su propio juego, el objetivo es que convivan y aprendan unos de otros.

Manualidades. A tus hijos les encantará hacer cosas con las manos. Desde pintar hasta crear una obra de arte con materiales de diferentes colores y texturas. Deja que vuele su imaginación y asegúrate de que tengan un espacio donde puedan expresarse sin ensuciar ni romper nada. Un collage es una buena idea para aprovechar las revistas viejas y quedará muy bien como decoración para su habitación.

Tarjetas de felicitación. Siempre hay un cumpleaños o una fecha especial que celebrar. Reúne papeles y cartulinas de colores, plumas, crayones, recortes, fotos, diamantina, resistol y tijeras, y hagan juntos unas tarjetas muy originales. Si ya pueden escribir, pídeles que pongan una dedicatoria y su firma. De esta forma estarán estrechando lazos y expresando su cariño, mientras se divierten creando. También pueden hacer postales de sus últimas vacaciones o sus cumpleaños con sus mejores fotos.

Adivinanzas. Cada quien deberá elegir un animal, personaje u objeto y dar pistas a los demás para que lo adivinen. Pueden actuar, hacer ruidos y utilizar todos los recursos a su alrededor para lograr el objetivo. Si se va la luz, las sombras sobre la pared les ayudarán a pasar un rato divertido tratando de descubrir a quién pertenece cada silueta. 

Tesoro escondido. Este reto les resultará muy atractivo, ya que se trata de encontrar uno o varios “tesoros” que tú esconderás por toda la casa. Pueden ser juguetes u objetos cotidianos. Dales pistas creativas y ayúdalos a descifrarlas. 

Casa o cohete de cartón. Usen su imaginación para convertir unas simples cajas de cartón en extraordinarias construcciones, coches, cohetes, etc. Ayúdales a cortar las ventanas y a ponerles color. Jueguen a la casita, al viaje a la luna o unas carreritas.

Vean una película. Si el mal clima les impide ir al cine, crea tu propio cine en casa. Pueden hacer desde los boletos hasta las palomitas, de la forma tradicional. Prepara un lugar en la sala o en su recámara y asigna lugares a cada invitado. Sirve las palomitas en bolsitas de papel o tazones individuales o prepara botanas divertidas como frutas y verduras con limón y sal. Al terminar la película, platiquen sobre qué les pareció, con qué personaje se identificaron y qué les enseñó.

Bailen y escuchen música. Bailen al ritmo de la música, así se ejercitarán mientras se divierten aprendiendo nuevos pasos que los pueden ayudar a mejorar su coordinación. Pon música mientras realizan otras actividades y compárteles tus canciones favoritas. Estos recuerdos perdurarán por siempre en sus corazones.

Armen un rompecabezas. Este tipo de actividades les permite desarrollar su memoria visual, ser más observadores, organizar formas, colores y resolver problemas. Busca el rompecabezas ideal para tu hijo, tomando en cuenta su edad y sus gustos.

Entre los 5 y 6 años de edad, tu hijo perfeccionará su habilidad de encajar las piezas y armar rompecabezas.

Picnic o campamento. Usa tu imaginación y sorprende a tus hijos, no tienen que salir de casa para disfrutar esta experiencia. Coloca un mantel en medio de tu sala y prepara sándwiches, frutas y verduras picadas o arma una tienda de campaña con sábanas y lazos. Pueden contar historias, leer o inventar cuentos y compartir deliciosos snacks.

Fiesta de disfraces. A los niños les encanta disfrazarse de superhéroes, princesas o caballeros. Utilicen ropa vieja, collares, telas y cartulinas de colores para darle vida a todo tipo de personajes. Incluso pueden preparar una pequeña obra de teatro o actuar una escena de una película. 

Tu hijo aprende todos los días y tú eres su mejor maestra. A través del juego, tu hijo desarrollará su memoria, su habilidad de categorizar, de comunicarse, evaluar y resolver problemas. Dedica un tiempo todos los días para jugar con él y apoyar su desarrollo de una forma divertida, que al mismo tiempo les ayudará a conectarse y fortalecer los lazos que los unen.

DATOS DE AUTOR
Lic. en Comunicación, egresada de la Universidad Iberoamericana. 

FUENTES:
http://www.um.es/univefd/juegoinf.pdf
http://fun.familyeducation.com/hobbies-and-interests/games/33402.html